domingo, 9 de diciembre de 2012

Esperanza



El mundo está lleno de incongruencias. Sin embargo, insistimos en que podemos arreglar todo por nuestra propia cuenta y que nuestros problemas son los más importantes del mundo. Es decir, estamos seguros que mediante nuestros proyectos lograremos un mundo feliz, y que todo el mundo tenga un sueño cumplido y que impere la ley y la justicia. Jajajaja utopía que nunca llegará a concretarse porque es sólo eso, una utopía y nada más. Muchos se han levantado día a día y nada de nada, el ejemplo más cercano son los políticos con sus promesas, la mayoría de ellas falsas, logran mediante su estilo de hacer la política solo se enriquecen antes o después y al final terminan quitándose el disfraz de manso cordero para dar a conocer su verdadera naturaleza de violento lobo, podemos trasladar esto a otros ámbitos de la vida claro está.
Pero de vez en cuando, Dios permite que alguna de estas aspiraciones del hombre se logre, aunque sea temporalmente, y entonces el pueblo se hace Esperanza, especialmente cuando se siente uno que ya no se encuentran bajo el yugo de alguno de los tantos déspotas que pululan por este mundo. Esta manifestación de alegría y gozo las he visto ocurrir tan pronto cuando se acaba el abuso del poder y el desprecio por los demás. Pero llegará el día en que todo las incongruencias y defectos de este mundo dejarán de ser y aquellos que se hayan colocado del lado del vencedor no podrán entrar en esa fiesta permanente a la que estaban acostumbrados sin hacer el mínimo esfuerzo y que pensaban que nunca tendría fin. Si quieres ser invitado a esta fiesta necesitas primero haberte puesto del lado de tu fe, de tu vida y tu voluntad, olvidar lo acaecido, olvidar y perdonar los desprecios, es tiempo de reflexión y podrás encontrar la respuesta que siempre has estado buscando. Pero recuerda, sólo en la Soledad de Ella podrás encontrar a tu propia Esperanza.
 
 
 

martes, 4 de diciembre de 2012

sine labe concepta

 
Yo que disfruto con esta fecha, que llena de recuerdos mi mente desde la infancia, solo deseo que tengas un feliz día en tu onomástica.

domingo, 18 de noviembre de 2012

la Sevilla de los Montpensier

Corría la Sevilla de los Montpensier, la Sevilla de 1848, donde la decadencia de una ciudad revestida con vestigios de oros de las indias, picaros y prostitutas en el arrabal del arenal, daba sus últimos coletazos de gloria, la Sevilla donde la Hermandad del Santísimo Cristo de la sangre y Ntra. Señora de la Encarnación hizo su última estación de penitencia desde Triana a la catedral entrando en una decadencia de la que salió a los albores de la guerra civil casi a punto de desaparecer, 

la segunda corte de España donde los cambios que se produjeron en la ciudad tras la llegada de los Duques de Montpensier en 1848 da realce a la Sevilla romántica. Antonio de Orleans, era uno de los hombres más ricos de Europa, ambicioso y culto de hecho se escucho y rumoreo que se volvió de Madrid tras su fracaso en querer ser Rey de España. Como mecenas de las artes, restaura monumentos e introduce un modelo de vida poco conocido en la ciudad. El Rey naranjero mal llamado así por la huerta que explotaba en el Palacio de San Telmo, pone de moda el Rocío, el veraneo en la costa de Cádiz, de hecho muere en San Lucar de Barrameda. Pero lo más importante para el sevillano de pie de nuestros días  y con letras mayúsculas es la Hermandad de la Carretería y Monserrat, que afortunadamente resurgieron en aquella segunda corte de España, el romanticismo de Bequer reflejado en nuestras cofradías….

martes, 13 de noviembre de 2012

Ya llego su hora

 
Llego su hora, el mes de noviembre se Presenta ante su pueblo, ante su gente, llego su hora y pronto pisara la mista tierra, el mismo suelo de los que te quieren, que te quieren y te miran, llego la hora de besar tu mano un año despues, y yo estare no postrado si no frente a frente ante tu mirada, a la vista de tus ojos, llego tu hora e iremos a verte...

martes, 30 de octubre de 2012

1.586


Esta historia se inició al caer la tarde de un día de enero del año del señor de  1.586. En aquel momento se hallaba la familia alrededor de la lumbre del hogar, mantenido con piñas secas, maderos robados por las torrenteras de los caños de Carmona y troncos de los árboles tronchados por el viento que la gente depositaba en la grada sur de la S.I.C. El patriarca de aquella familia reflejaba en sus rostro una alegría serena, cansancio de los años y el saber que su puesto como carpintero llevaba a casa el jornal ganado en cada minuto de un largo día; los niños reían; el hijo mayor gallego estibador del puerto solo conocía la carga y descarga y esperaba hueco para que su padre enseñara el oficio familiar del buen trato a la madera, a los diecisiete años, era una imagen viva de la ciudad urbe que ante su corta edad para hoy antaño reflejaba rostro de varón duro por el trabajo a jornal, y la abuela con tez serena canas en los cabellos plateados como el sagrario donde siempre iba a escuchar misa, acomodada en el mejor lugar de la estancia, y aplicada a su remiendo, contaba a los niños inquietos hijos menores de Pablo, una imagen repetida de la vida en los montes de orense, sólo que en el invierno de la vida dudaba ya de su vuelta al añorado hogar. Todos los allí reunidos habían llegado a Sevilla, para ellos el lugar más horrible de la tierra donde el verano llega hasta octubre y el invierno se marchaba en marzo y sin avisar, pero donde el pan abunda a las familias llegaban al igual que el oro de las indias. La familia vivía en los aledaños de Santa María la Blanca, donde los picaros y contrabandistas de la época acostumbraban  con violencia a rematar negocios de faldas, cartas o taberna durante los 365 días del año y llevaban en su entraña, un frío de acero que descargaba despiadado sobre cualquiera que osara perturbar dichos negoscios. El lugar donde la familia había construido su hogar era demasiado caluroso, y además amenazado por un constante peligro. Pero a pesar de los pesares Pablo carpintero de la Catedral y devoto hermano de luz de la Virgen de la Granada. Tuvo una visita inesperada en aquella tarde ya fría, el camarlengo del Cardenal Rodrigo Castro llamaba a su puerta…

“Pablo querido amigo” le dijo mientras caminaba por el zaguán sucio y humilde de la vieja casa de la calle mal llamada Doncellas, sabes que su eminencia le ha encargado al Maese Juan de Arfe una custodia, pero hemos tenido un pequeño inconveniente y es que como sabes querido hijo, los que pertenecemos al cabildo catedralicio estamos en unas edades algo avanzadas y no tenemos la vitalidad necesaria que no el espíritu de poder trasladar la custodia, así que en estos meses mientras Maese Juan  última la custodia mira a ver una solución para trasladar dicha custodia y exponerla al pueblo…encima de su cabeza se alzaba, en efecto, un enorme peso como una  montaña tan escarpada y agreste, que la cúspide no viera ojo humano por la proporción de su altura, ese encargo del Cardenal le sobresaltaba en la noche, al no saber aun el peso y la dimensión de la carga.

Pero Pablo no desistió y miraba una y otra vez la forma de los carros de carga, pero no encontraba solución estética y robusta para la Custodia, hasta que un día al terminar su jornada como cada tarde Pablo esperaba a su retoño mayor embocar el postigo del aceite y así poder desde allí marchar junto a su casa, pero esa tarde cercana ya a la cuaresma, observo como la compañía de hijo aun portaba el saco rudimentario de los estibadores de puerto de indias, su  formas, su altura, y la posible forma de carga ilumino por unos instantes la cara de Pablo, cuando su hijo y la compañía llegaron a su altura…“¿Que miras padre? Espetó el hijo que solo vio el gesto asombrado de su padre… Pablo iluminado como profeta que va ha iniciar su sermón, le dijo enardecido y acalorado por la iluminación… Hijo hoy visto a Dios caminando por las calles de Sevilla…”

 

Lo que sigue tiene fecha y nombre, como dijo una vez no se quien ¿? Lo siguiente es ya una historia de amor que perdura en el tiempo y de cinco siglos en Sevilla…

miércoles, 24 de octubre de 2012

El año que deje de vestir mi tunica...


Recuerdo aquel septiembre como si fuera ayer, la tristeza de mi padre asolaba cada rincón de mi casa por la muerte de su hermano, de mi tío, bien sabe la Piedad que mi padre le pidió con todas su fuerzas que él no nos abandonara tan pronto, pero ella lo reclamo al lado de su hijo, recuerdo años anteriores cuando mi padre última pareja de cirio de la corporación nos hacia un guiño de humor antes de salir la hermandad “Si está nublado, Mijes no va a querer que salgamos” y yo me enfadaba y me arremolinaba alrededor del paso cosiendo a preguntas a Joaquín o algunos de los auxiliares de este, mi inocencia infantil no entendía de lluvias ni de partes meteorológicos, yo solo quería salir y disfrutar como niño que era de mi túnica morada y mi cirio color tiniebla, pero en las postrimerías de vida de mi tío Julián mi padre lo convenció para salir a nuestro lado en la Hermandad,  ya rozaba yo los quince años y mi afición por el costal crecía y crecía y solo sabia insistirle a Joaquín cuando me iba a dejar entrar en la cuadrilla “Eres muy chico pepito león – me decía una y otra vez-“. En casa de tita Juana los Viernes Santos solo se hablaba de hermandad y familia, pero yo solo quería paso y costal, ni veces que me he subido en el, siendo un chiquillo anda ya!!!... pero la muerte repentina de mi tío hizo romper la promesa de mi padre de seguir saliendo a tu lado promesa que duro más de cuarenta años,y que sigue perdurando...
 a su vez yo de ver triste a mi padre colgué el habito morado y aunque aguante unos años más en el grupo joven, no tuve ilusión por seguir asistiendo aquel patio de empedrado que me vio caer tantas veces jugando, ahora con el tiempo cuando me acerco por allí como siempre decíamos a casa de tita Juana a ver a mi Piedad, se abren miles de recuerdos,  añoranzas, y quién sabe si algún día volveré a salir con la Piedad, pero eso si al girar la cabeza antes del primer arco vea el recuerdo de toda mi gente vistiendo de nazareno en aquella vieja casa de los guardeses de tu Piedad.

jueves, 18 de octubre de 2012

IV siglos de tu dulce muerte

 
 
"Van las blandas pisadas sobre piedras desnudas.

Largas filas de negros hombres encapuchados.

Altos los capirotes, toscos las suelas rudas

Y el esparto que ciñe con rigor los costados.



Cristo viene a lo lejos, entre cuatro blandones.

Con el alba que sale, ya los pájaros pían,

En la calle San Pablo se evaporan los sones

Y los goznes del Templo, al abrirse, chirrían.



En el viernes sagrado, es la entrada silente 

Del Señor del Calvario que termina el regreso

Y se asombra la aurora y enmudece la gente

Y la luz se estrena le dedica su beso



Y a mi Cristo que duerme con su más dulce muerte

Yo le pido que cuando me desprenda lo humano

Se libere de clavos, de su sueño despierte

Y me saque del mundo agarrado a su mano"



.D.José Luis Garrido Bustamante. Pregón de la Semana Santa de Sevilla de 1990. Fragmento del Pregón, dedicado a su Hermandad del Calvario.

martes, 16 de octubre de 2012

El niño que quiso y....


De mis letras saco una historia pon cara con nombre o cara sin el, o no le pongas cara... simplemente lee y veras reflejadas muchas, siempre a alguien ya que si te ries del mundo y escribes sobre esa risa es que escribes una satira y como Quevedo lee en entre lineas y descubriras la verdadera satira de la vida...

En barrio humilde y obrero vivía un niño que quiso ser costalero...

Admiro muchos videos sobre la Semana Santa, sus pasos y sus cuadrillas, pero pronto se dio cuenta de que para ser costalero le faltaba conocer a la gente de abajo, del martillo y se busco un apodo, se volco a visitar a todos e ir a las igualas y a observarlos de reojo mientras estaban en la iguala , en el trabajo o en cualquier tertulia de bar con la copa en la mano, para así aprender algo.

Como era de veras recatado y servicial, lleno sus ágiles y humildes palabras vacias pero dulces al oido, entretenía a los otros aspirantes, en cualquier parte empezó a ser bien recibido y él perfeccionó el arte de ser mejor recibido aún.

No había quien no se encantara con su conversación y cuando llegaba era agasajado con júbilo tanto por los aspirantes como por los propios costaleros de la cuadrilla, ante los cuales, por contrarios que fueran a él en pensamiento, oficio o andar, se mostraba invariablemente comprensivo; siempre, claro,
con el ánimo de investigar a fondo la naturaleza del costalero y poder copiarla en su oficio pero... seguía sin salir de costalero y sin aprender de su esencia.

Así llegó el momento en que entre los costaleros era el más experto conocedor de la cuadrilla sin serlo, sin que se le escapara nada, aunque sin salir de costalero.

Entonces, un día dijo con todo lo que se, aunque no he salido nunca voy a ser capataz, y se fijó en el mismo, y empezó a hacerlo con entusiasmo, gozaba y se reía y se re gustaba de placer por las cosas que se le ocurrían acerca de el mismo y de cómo se ve mandando cuadrillas; pero de repente reflexionó que entre los aspirantes a costaleros que lo agasajaban había muchos como el y especialmente uno, y se iba a ver retratado el en su propio oficio ósea el oficio de la humilde charla pero no en el oficio del costalero, empezó a criticarlo y desistió de hacerlo por temor a comparación tan vana.

Después quiso aprender sobre los capataces oportunistas, y puso el ojo en otro, quien por diferentes medios auxiliares en realidad de su arte adulatorio lograba siempre conservar, o sustituir, mejorándolos; pero varios amigos suyos, y especialmente uno se veria reflejado en el, y si lo ensalzaba el se sentirían aludido, y desistió de hacerlo.

Después deseó aprender más de lo laboriosos que es formar cuadrilla, pero el pensó“que trabajaba estúpidamente sin saber el oficio, si ya me valgo de la que otro había formado y aun así no podía formar cuadrilla ya que no tenia los conocimientos”; pero por miedo de que sus amigos falsos que lo ensalzaban, y especialmente uno, se ofendieran, terminó comparándose favorablemente con el que sabía, que egoísta no hacía más que intentar e intentar dándoselas de capataz, y no desistió de hacerlo.

Después se le ocurrió hacer frente común con otros aprendices contra el oficio y enfiló su crítica; pero tantas de éstos lo habían recibido como gran capataz que temió por lastimarlos, y no desistió de hacerlo.

Finalmente elaboró una lista completa de las debilidades y los defectos de las cuadrillas y no encontró a quién dirigir sus enseñanzas, pues todos estaban en los amigos que compartían lo mismo y en él mismo.

En ese momento renunció a ser gran capataz y le empezó a dar por la humildad del capataz de barrio y esas cosas; pero a raíz de eso, ya se sabe cómo son los costaleros, todos dijeron que el pobre hacia lo que podía y ponía su empeño y ya no lo recibían tan bien ni con tanto gusto.

"El ánimo que piensa en lo que puede temer, empieza a temer en lo que puede pensar" D. Francisco de Quevedo.

miércoles, 10 de octubre de 2012

Aquella tarde de 1.972




Aquella tarde del Viernes Santo, la luz intensa color anaranjada y triste de la tarde no traían buenas noticias quizás los idus de marzo, o dios sabe que…  la Soledad estrenaba una saya de raso blanco bordada en oro por Dolores Pérez Toscano una saya que no hace justica a la bella imagen del convento Franciscano pero que si marca un antes y un después en su ajuar. Las puertas del convento de San Buenaventura se abrieron a las siete de la tarde, tal como estaba previsto, la muchedumbre ya atesoraba que el hito de la historia en la vieja urbe iba a cambiar de buenas a primeras, hizo su aparición la Cruz de Guía y se puso en la calle a pesar de la llamativa y preocupante ausencia de un personaje menos valorado y despreciado por muchos en esa época, anteriores y antiquísimas desde los tiempos remotos y oscuros de los siglos pasados, pero como cesar su decadencia estaba escrita y marcada ya con fecha en los pilares de la Hispalis cofradiera… faltaban los costaleros. La Junta de Gobierno sólo contemplaba la posibilidad de un retraso, de una falta de puntualidad, pero la realidad empezaba a ser la que desdichadamente marcaba la triste tarde de Viernes Santo y no por el hecho en sí, si no por lo que acontecería... Lo cierto es que el capataz contratado por la hermandad no se había presentado porque no disponía de cuadrilla.

El Hermano Mayor de la Soledad, solicitó al Consejo de Cofradías pasar por la Carrera Oficial tras el Cachorro, con la intención de ganar tiempo para reclutar costaleros de otras hermandades. La primera llamada fue realizada a D. 
Antonio Rechi, capataz de Montserrat, que lamentó no disponer de hombres suficientes para completar las trabajaderas de un paso entero. Ante el cariz que tomaban los acontecimientos, el Diputado Mayor reunió al cuerpo de nazarenos de la cofradía para informarles de la situación y rezar el Santo Rosario. “se rezaba el cuarto misterio, Jesús con la cruz a cuestas, cuando se presentaron en la Iglesia el Hermano Mayor de Montserrat, Guillermo Pickman Albandea, y su Mayordomo, Rafael Jiménez Cubero, comunicando que habían decidido ceder la cuadrilla del paso del Santísimo Cristo de la Conversión del Buen Ladrón, que se quedaría en su capilla.

El Cristo de la Conversión se quedó en la capilla de Montserrat, acompañado por un grupo de fieles. La Soledad alteró su itinerario para pasar por delante de la capilla de Montserrat y formar una sola y original cofradía con nazarenos de hábitos distintos que acompañaban a dos pasos de virgen. La Cruz de Guía de San Buenaventura entró detrás de San Isidoro, que acortó su llegada a La Campana por la calle Martín Villa. El recorrido de regreso de la Soledad desde la Catedral también se hizo coincidir con el de Montserrat, por las calles Alemanes y Hernando Colón, hasta llegar a la Plaza Nueva. Una vez allí, en la esquina de Tetúan, el paso de la Soledad giró a la altura de la calle Granada y esperó al palio de Montserrat. Ambos pasos se colocaron frente a frente y fueron levantados al mismo tiempo, al golpe de un solo martillo y guiados por un solo capataz, Manolo Rechi y La Soledad entró en su convento a, las dos y media de la madrugada. Al volver a la Iglesia conventual, la hermandad franciscana decidió nombrar a Montserrat hermana de honor por aquel gesto de generosidad y solidaridad sin precedentes y poner las flores de las jarras de su paso a los pies del único Cristo que se quedó sin salir en aquella Semana Santa de hace cuarenta años.

A la mañana siguiente, el Padre Rafael Bellido, presidente adjunto del Consejo de Cofradías, reunió a todos los representantes de las hermandades sevillanas en la Sala Capitular de los Servitas, hermandad que se disponía a realizar esa misma tarde su primera estación de penitencia. En correspondencia con el bello gesto del día anterior, el Consejo decidió por unanimidad invitar a Montserrat a integrarse, con el paso del Cristo de la Conversión, en la procesión del Santo Entierro que saldría esa misma tarde desde San Gregorio. Con cinco horas de antelación, Montserrat no encontró costaleros para formar una sola cuadrilla y la imagen tallada por Juan de Mesa tampoco pudo salir el Sábado Santo. La crisis de los costaleros profesionales estaba servida y finiquitada, por que dio pie a lo que sucedió justo meses después Javier Fal Conde decidió junto a la Hermandad de la Vera Cruz crear una cuadrilla de costaleros con Hermanos para la Cruz de Mayo de la Hermandad y del resto en los Estudiantes con Salvador eso es ya otra historia…..

martes, 25 de septiembre de 2012

La leyenda


 Aunque he relatado y rescatado esta pequeña parte de nuestra historia costalera para otro blog, ahora la recribo para mi , gracias hermano.....
 
Era una mañana como otra cualquiera en la corrala de vecinos, Manuel se afanaba en lavar la vieja cara y maltrecha por la miseria, el trabajo afanoso y mal pagado en el muelle y una hoja de afeitar heredada de su padre el cual solo le dejo eso, un viejo reloj que camina y sabia solo ya donde estaba el empeño del monte y que solo recuperaba detrás de la Semana Santa, para volver desgraciadamente hasta allí cuando llegaba el periodo de amargo verano sin barcos en la dársena de la sal…

Era la primavera de 1945 la hambruna n Sevilla no era noticia si no como la crisis de hoy en día una cosa más para llevar a la boca en vez de pan, que triste el lamento  del niño hambriento, pero que triste es mas el lamento del padre,  aquella mañana como otras tantas no tenía nada de especial el cual modo Rafael lo había citado a las nueve de la mañana en la Plaza San Pedro, extrañado Manuel pero sin rechistar llego hasta allí encontrando a los mal trechos hombres que bajos sus hombros la noche anterior había sacado el Palio de Regla, ¿Manuel sabes qué pasa? Le pregunto el Avispado un peón del Barrio León que como su nombre indicaba preguntaba bien pero nunca sabia cuando hacerlo… No se Rafael lo dirá.

Rafael hombre con gesto serio y temple al igual le explico el tema  a los allí presentes. Sacamos ahora el Palio de la Amargura que como sabéis se quedo el Domingo sin salir y la nomina ya se ha cobrado… No se hable más afanados hombre curtidos en batallas de carga y descarga pasearon como nunca a la Reina de San Juan de la Palma, cerrando su templo a las cuatro de la tarde, de allí a la plaza de los carros ¿Rafael ahora Mantensión?.

 ¿Manuel tu quieres cobrar?-

¿Quieres recuperar el reloj de tu Padre?. Yo si Rafael pero sin comer ni ná… ya sabes el Bocadillo y para dentro, eran la una de la Madrugada y los doce Rosarios de los Varales de plata venían como nunca se vieron venir, suave la mecía el andar cortito y el Barrio de la Feria no se hablaba de nada más, solo de cómo su Virgen del Rosario  se paseaba una vez más, Y entraron el palio en la madrugada del Viernes. Y al entrar Rafael les dijo:

—Ea, ahora nos vamos para el Gran Poder. Y cuidadito con lo que se habla, que a nadie se le ocurra decir que ustedes eran los de esta mañana en La Amargura.

Y sacaron El Gran Poder. Y una vez dentro el palio de Mayor Dolor y Traspaso, se echaron a dormir por los portales de la vieja plaza, tascas medio abiertas y bullas de gentes de ver a la Macarena, que despertar mas amargo teniendo a las cuatro de la tarde que sacar La Carretería, donde Rafael igualaba a sus Ratones de palio en el barco, para que saliera mejor por aquella puerta. Cuando entró La Carretería, la misma cuadrilla de Rafael Franco había sacado cuatro cofradías en menos de 40 horas. ¡Y sin relevos ni costaleros de refresco!

Si un mito nace de la historia quizás Manuel perteneció a ese mito, su cuadrilla al cual falange espartana, lucho en la Sevilla del hambre y de la vergüenza, quizás un día de estos se dé el justo valor, ahora que nos gusta ensalzar a Héroes sin oficio ni beneficio, sindicatos del pan en busca de la sal, al fin y al cabo leyenda.

domingo, 2 de septiembre de 2012

Luz de rocogida


Hay gente con un don que saben instalar ciertas visiones en la memoria y en alma.
Hay
luces
que te roban el alma con el primer rayo de  sol, y que te hacen sentir la muerte cuando te dejan de acariciar. Hay música que no suena, sueña y te hace soñar.

Por esto mismo no puedo recordar la primera vez que acaricie una tarde de agosto, como no puedo recordar cuando fue la última vez que la olvide, la caricia de las calles vacías y falta de bullicio me hace soñar con una ciudad lejana en el tiempo. Pero se que esa luz  está instalada en mi corazón.  Cuando la melancolía me asalta desde algún lugar en la lejanía, o desde algún lugar ignoto e incoloro, siempre vuelven a mi memoria las palabras de ese  poema, enmarcado en una suave luz con los primeros compases de septiembre, luz de calor aunque ya más plácido que antaño, luz color ocre cuando transita la tarde y la luz lo es todo en la frondosa arboleda de la nueva plaza en la vieja parroquia... desemboca Rioja por la calle San Pablo y la luz es más ocre, más suave y mas añorada, quizás desde mi puesto nuevo te vea más cerca pero lo vivido en estos días en la soledad estival de unas calles sin gente alguna te hacer volver a pensar y cargarte de ánimos ante el otoño que se arrima, luz ocre en la tarde y luz casi de candeleria luz de vuelta, luz de recogida...

lunes, 2 de julio de 2012

Cerrando el curso

Son muchos ya los kilometros hechos, las horas de sueño, el frio en el cuerpo, la calor, los nervios, las ganas, el ansia, pero todo ya esta consumado solo nos queda una procesión más por cumplir, la Humildad de Berlanga, pero ya es hora de ir cerrando por vacaciones.
Ya es hora de estar con la familia, de pensar en otra cosa que no sea costal y trabajadera, ya es hora de hablar de futbol, economia o simplemente de la lista de de la compra atras hemos dejado un año lleno de procesiones ensayos,
y noches de cuadrar listas y cuadrantes, desde que empezamos en noviembre del 2.011 no hemos tenido ni un segundo de descanso y este ya es merecido, atras hemos dejado en semana Santa el Palio de Ntra. Señora del Rosario en sus Misterios Dolorosos de Puente Genil (Cordoba),
la Hermandad de la Paz con las cuadrillas del Señor de la
Resurrección y Maria Santisima de la Paz de Fuente de Cantos (Badajoz),

María Auxiliadora de Casa Sor esuebia en la Barriada de la Plata en Sevilla, Maria Auxiliadora de las ADMA de la Parroquia de Jesús Obrero de Sevilla, la Bendición y salida Extraordinaria del Señor de la Victoria en Fuente de Cantos y como os he mensionado antes aún nos queda la Guapisima Virgen de la Humildad de Berlanga (Badajoz) obra de Alvarez Duarte, pero esto toca su fin por este año esto toca ya a clarin de retirada estival, ya solo nos quedara los sones en nuestra memoria y el sustento de poder asumir la carga el proximo año, agradecer al maravilloso equipo de personas que somos al que no me cansare de decir siempre gracias Hermanos...

 Pero esto no sería una retirada digna, si no terminamos como realmente nos gusta siempre terminar...


¿De quien es esa cuadrilla
que anda tan de Triana?
La del Cristo San Gonzalo,
que la manda Juan Vizcaya.

¿De quien es esa cuadrilla
que lleva la Buena Muerte?
Son los niños estudiantes
con el Gordo Penitente.

¿De quien es esa cuadrilla
Calvario y Presentación?
Es la de Javier Fal Conde
y es su Patria, Reina y Dios.


¿De quien es esa cuadrilla,
gitanos, que entra en Campana?
Es la de Domingo Rojas
y el Moreno de la Plaza.
¿De quien es esa cuadrilla
que trae a la Macarena?
Pues ni lo sé ni me importa,
llevando a Quien lleva...
¿Que me importa a mi el Dragon,
ni quien toca el llamador
si suena el golpe y camina
por la calles de Sevilla
La que es Madre de Dios?
Abajo sin Martillo.....




miércoles, 27 de junio de 2012

¡¡¡ Salve Rabi !!!


María se quedó fuera, junto al sepulcro, llorando. Y llorando como estaba, se agachó a mirar dentro  y vio dos ángeles vestidos de blanco, sentados donde había estado el cuerpo de Jesús, uno a la cabecera y el otro a los pies.  Los ángeles le preguntaron:
–Mujer, ¿por qué lloras?

Ella les dijo:

–Porque se han llevado a mi Señor y no sé dónde lo han puesto.

 Apenas dicho esto, volvió la cara y vio allí a Jesús, aunque no sabía que fuera él. Jesús le preguntó:

–Mujer, ¿por qué lloras? ¿A quién buscas?

Ella, pensando que era el que cuidaba el huerto, le dijo:

–Señor, si tú te lo has llevado, dime dónde lo has puesto, para que yo vaya a buscarlo.

Jesús entonces le dijo:

–¡María!

Ella se volvió y le respondió en hebreo:

–¡Rabi!

 Jesús le dijo:

–Suéltame, porque todavía no he ido a reunirme con mi Padre.e Pero ve y di a mis hermanos que voy a reunirme con el que es mi Padre y vuestro Padre, mi Dios y vuestro Dios.

 Entonces fue María Magdalena y contó a los discípulos que había visto al Señor, y también lo que él le había dicho.

viernes, 22 de junio de 2012

Mi hija Nerea

Cuántas y cuantas veces me ha preguntado mi hija Nerea, durante sus diez años de inocente edad, me hace preguntas sobre la Madrugá con ese querer conocer toda la curiosidad que tienen los niños. Cuántas veces lo habré evitado y en todas el mismo temor. El de no saber si la respuesta será la que ella espera. Porque ellos a sus cortas edades quizás lo vean con la inocencia de la niñez, con los ojos del primer recuerdo y con el ansia de saber y conocer. Sólo le pido a mi virgen de la Presentación que si ese día llegara, o si ese día me dijera yo quiero ser del Calvario supiera explicar mi vivencia debajo las trabajaderas, si alguna vez llega el día y mi corazón tome la palabra y le muestre desde el amor.

Papá, ¿A qué suena y huele la madrugá?

- la Madrugá suena a golpe seco de martillo al escucharse la frase “Cubrirse Hermanos”, a oración desde las trabajaderas, a racheo apresurado del largo caminar y al crujir de las puertas de la Magdalena a las cuatro de la mañana. La Madrugá suena a cruz de carey, largo rachear, dos esperanzas de amor y una revuelta de corazones gitanos, la saeta desde los balcones del cielo, al goteo de cera en las aceras de San Lorenzo, a llamadita corta, a nazareno descalzo y al siseo del viento entre plumas blancas por la Feria. Y huele a gloria del templo de virginidad en azahar, inciensos amargos, a dulzor en la casa de la Madre de Dios hecho paso de palio, arrabal y brisa marina y convento recién abierto que es puerta del cielo.




Pero Papa y ¿El Calvario?

Y por un instante pensare, quizás mis lagrimas puedan aflorar , la voz saldra de mis labios devil por la emoción e intentare recordar el pregón del Maestro Garrido como una de tantas y tantas veces cuando la intentaba dormir en mis brazos le recitaba…

En el Calvario Nere hija mia.

"Van las blandas pisadas sobre piedras desnudas.

Largas filas de negros hombres encapuchados.

Altos los capirotes, toscos las suelas rudas

Y el esparto que ciñe con rigor los costados.



Cristo viene a lo lejos, entre cuatro blandones.

Con el alba que sale, ya los pájaros pían,

En la calle San Pablo se evaporan los sones

Y los goznes del Templo, al abrirse, chirrían.



En el viernes sagrado, es la entrada silente

Del Señor del Calvario que termina el regreso

Y se asombra la aurora y enmudece la gente

Y la luz se estrena le dedica su beso



Y a mi Cristo que duerme con su más dulce muerte

Yo le pido que cuando me desprenda lo humano

Se libere de clavos, de su sueño despierte

Y me saque del mundo agarrado a su mano"



.D.José Luis Garrido Bustamante. Pregón de la Semana Santa de Sevilla de 1990. Fragmento del Pregón, dedicado a su Hermandad del Calvario.









lunes, 4 de junio de 2012

La Hermandad y sus dictaduras

La dictadura dentro de las Juntas de nuestras Hermandades es una forma de gobierno ilegitima, pues no representa la voluntad de la Hermandad, por ello el poder aunque proviene de elecciones libres  tuteladas y democráticas en el seno de la Hermandad, se concentran entorno aun individuo. Ese gobierno es llamado aveces de facto, que no se rige por las Reglas y Normas... Quienes se oponen lo más seguro sean repudiados pues no existe oposición en estos regímenes.
el dictador puede llegar de varias formas al poder, a través de los votos de los hermanos, designados por una candidatura única o por una jerarquía dominante familiar (Que de estas hay muchas) o heredar el poder tras el fallecimiento del Hermano Mayor que lo ostentaba. esto tiene conexión con los totalitarismos porque implantan un sistema de legitimización del poder mediante sistema político de fuerza y jerarquía igual al que usaban en la antiguedad los nobles y reyes a través de la ideología (en esto hemos cambiado poco desde sus anales).
Como vemos en mi Sevilla esto perdura y perdurara y aunque espero con esperanza que el día que alguien no este de acuerdo sea escuchado y no repudiado, en el que el apellido familiar no sea grabado en las columnas de las casas Hermandad como cual faraón, y que las Hermandades no sean secuestradas por los ascetas del rancio de la moda cofrade, que la voluntad sea fiel reflejo de la tolerancia dentro de un seno de hermandad, esta misma que seguramente un tal Rabí de Galilea no hubiera aceptado a día de hoy.


miércoles, 30 de mayo de 2012

El sueño de la Ciudad


La ciudad despierta de su sueño, el sueño de la noche, tensa la madruga, donde en cada rincón de la ciudad se vislumbra el nuevo día, luz de luz, en busca de la ansiada noche, luz de luz, cálida de la mañana para el recuerdo, luz de luz, la luz del vivo en el sueño de los despiertos, ¿Aun dormidos o ya despiertos? La ciudad enriquecida de matices busca con ahincó el sueño de los despiertos, la ciudad convertida en metrópolis metatarsiana del más loco de los cuerdos, mira cada rincón de urbe milenaria y concepto de venida, la ciudad que guarda, analiza y que reta al mismo dios sol en la mañana. ¿Qué debo ver o buscar? La quinta esencia del foráneo es la antagónica del ciudadano que arde en deseos de volver a soñar una y otra vez lo vivido, el foráneo en cambio solo se desprende de la lógica cuando encuentra la visión del sueño de los despiertos, nunca… en la posibilidad de conocer despierta su ansia de aprender, ver, oler, pero el ciudadano ya lo conoce y no se reprime al valorar los más visto, lo más recordado, ¿Y qué me queda a mi ante la Urbe perfecta?, ¿Que queda? ¿Cuál es la cuota que debo pagar, ante tan grande espectáculo? Quizás llegue y vuelva a retomar la senda de la vieja urbe, de la milenaria y no de la moderna, solo me queda el sueño de los despiertos que una vez más empiezo a soñar en la mañana y no con la noche.

viernes, 25 de mayo de 2012

En mi Soledad

El silencio y la soledad me tienen como dos grandes aliados en mi vida, sobre la necesidad de dejar que la mente y el cuerpo cesen en mi ardua cotidianidad para encontrar la calma y el solaz en la tranquilidad y el espacio vacío, ese espacio que tu me llenas muchas veces. Esto no sólo logra desarrollar mi conexión espiritual contigo, sino que tiene un efecto muy positivo en mi, en mi estado emocional y en la armonía con los demás. Soy un hombre moderno, un ser altamente contaminado y presionado por el ruido y por el constante correr de aquí para allí, con dudas, envidias y solo tu sabes de mis ambiciones.

El silencio y la meditación son dos elementos vitales en mi conciencia, que es la responsable en la creación de mi vida, pero que tal vez sno e avanzar como quisiera.

El caos es producto del afán de hacer cosas cuando emocionalmente estoy atrapado por el bullicio, el cansancio y el desequilibrio emocional y lo mejor es detenerme, hacer un espacio y un silencio, lograr la conexión con la visión, la clave necesaria para lograr lo deseado y tu confesora mía, eres parte de ello y de mi vida, desde estas humildes líneas te agradezco como me Auxilias en mi oscuridad día a día…